FACULTAD DE INGENIERÍAUDPSíguenos en Facebook Astronomía UDPTwitter Astronomía UDPEspañolInglés

Descubren las galaxias más masivas conocidas en los primeros mil millones de años del universo

  •  Manuel Aravena, astrónomo del Núcleo de Astronomía UDP forma parte del grupo de investigadores. 

 

A través del Atacama Large Millimeter / submillimeter Array (ALMA), un grupo de astrónomos ha observado recientemente la sorprendente formación de las galaxias más  masivas vistas cuando el universo tenía menos de mil millones de años de edad. Esto sugiere que los bloques de construcción galácticos más pequeños pudieron ensamblarse en con bastante rapidez.

2galaxies_1dusty_1starry_DanaBerry_Draft1_Nov29_2017_B

Impresión artística de un par de galaxias del universo muy temprano. Crédito: NRAO/AUI/NSF; D. Berry

Con esto han descubierto que se retrasa aún más la época de la primera formación de galaxias masivas al identificar recientemente dos galaxias gigantes vistas cuando el universo tenía solo 780 millones de años, o aproximadamente el 5 por ciento de su edad actual.

ALMA reveló que estas galaxias inusualmente grandes se encuentran dentro de una estructura cósmica incluso más masiva, un halo de materia oscura, varios miles de millones de veces más masivo que el Sol.

Las dos galaxias están tan cerca, -aproximadamente la misma distancia desde la Tierra al centro de nuestra galaxia-, que pronto se fusionarán para formar la galaxia más grande jamás observada en ese período de la historia cósmica.

Este descubrimiento proporciona nuevos detalles sobre la aparición de galaxias grandes y el papel que desempeña la materia oscura en el ensamblaje de las estructuras más masivas del universo.

“Con estas exquisitas observaciones de ALMA, los astrónomos podemos ver la galaxia más masiva conocida en los primeros mil millones de años del universo en el proceso de ensamblarse”, señala Dan Marrone, profesor asociado de astronomía en la Universidad de Arizona en Tucson y autor principal de la publicación.

Los astrónomos están viendo estas galaxias durante un período de la historia cósmica conocido como la Época de la Reionización, cuando la mayor parte del espacio intergaláctico estaba impregnado de una niebla oscurecedora de gas de hidrógeno frío. A medida que se formaron más estrellas y galaxias, su energía eventualmente ionizó el hidrógeno entre las galaxias, revelando el universo tal como lo vemos hoy en día.

srt0311-58-2017-composite-668x669

Imagen compuesta mostrando datos de ALMA (rojo), y el Telescopio Espacial Hubble (azul y verde) de las dos galaxias SPT0311-58. Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO), Marrone, et al.; B. Saxton (NRAO/AUI/NSF); NASA/ESA Hubble

“Todas estas observaciones con ALMA están transformando la forma en que entendemos las formación de las primeras galaxias del universo, no solamente enseñándonos cuándo se empezaron a formar, sino que también mostrándonos los procesos a través de los cuales estas galaxias crecen”, señala Manuel Aravena, astrónomo del Núcleo de Astronomía de la UDP y co-autor de la investigación.
El artículo científico titulado “Crecimiento de una galaxia en un halo masivo en los primeros mil millones de años de historia cósmica”, fue publicado en la destacada revista Nature.