Astronomia UDP

Back to News

Los objetos astronómicos en el arte de Animä Hop

Para el Día de la Astronomía del 2016, inauguramos la exposición “El Desarrollo de la Luz” con Silvana Zúñiga (Animä Hop), con 8 cuadros al óleo inspirados en fotos del telescopio Hubble, en la que fue nuestra primera colaboración con un proyecto artístico. Desde entonces hemos seguido la floreciente carrera de la artista, que la ha llevado a exponer 7 veces esta muestra, cada vez más ampliada. Recientemente lanzamos una serie de objetos con las imágenes de sus cuadros: Posters, carpetas, autoadhesivos, etc., y ahora queremos compartir con ustedes la historia de esta colaboración, y una descripción más detallada de los objetos astronómicos que representan estas hermosas imágenes.

Por Erika Labbé y Silvana Zúñiga.

Historia de la colaboración

Todo comenzó en noviembre del 2015, cuando Silvana se acercó a nosotros para saber más del objeto que estaba pintando: la Nebulosa del Insecto, una hermosa nebulosa planetaria que impacta por su similitud a una mariposa.  Fue recibida por Erika Labbé, astrónoma Coordinadora de Difusión para el Núcleo, quien le contó sobre el proceso de formación de estos objetos. Esa vez hicimos un artículo con esta historia, y unos meses después, inauguramos su primera exposición llamada “El Desarrollo de la Luz” en nuestra Facultad de Ingeniería y Ciencias UDP, en el marco del Día de la Astronomía 2016.

En el siguiente video, Silvana y Erika comentan cómo fue la experiencia de montar esta exposición y particularmente de realizar las visitas guiadas durante el mes que estuvo abierta al público.

El arte detrás de “El Desarrollo de la Luz”

Por Silvana Zúñiga -Animä Hop.

El Desarrollo de la Luz es una serie de pinturas al óleo en donde retraté imágenes del espacio, que fueron tomadas por el Telescopio Espacial Hubble. Al pintar utilicé veladuras, una técnica pictórica que se va trabajando por capas diluidas de óleo, en donde se espera que se seque una capa para poder pintar la siguiente encima. Al ser tan diluida, casi translucida, es necesario muchas capas para lograr las zonas de profundidad. En algunos de los cuadros llegué a ocupar casi 60 capas, y el efecto fue que, si bien nunca ocupé el negro,  al pintar el fondo de los objetos (espacio profundo)  la superposición de diferentes colores permitió llegar a  un negro óptico: azul, bermellón, verdes, morados… Uno encima de otro. Aún así pareciese que se pintó con negro. Estas capas diluidas una sobre otra generan una base en donde directamente y sin tanta disolución pinto los objetos astronómicos, como nebulosas, cometas o cúmulos globulares.

Fig. 1: Silvana Zúñiga (Animä Hop) durante el proceso de creación de su primer cuadro de la serie.

En particular escogí retratar estas imágenes ya que tengo un afán por saber que sucede afuera, siento que acerco un poco más estas imágenes, que fueron tomadas por telescopios que orbitan fuera de la tierra y que estamos acostumbrados a observarlas de manera digital. Al retratarlas con técnicas realistas -ocupadas en renacimiento y por otros maestros de la pintura como Rembrandt- acerco un poco esos objetos que se encuentran a miles de años luz de nuestro planeta, para poder observarlos detenidamente y también interpretarlos.

La interpretación es una parte importante, ya que hemos hecho el ejercicio con muchas personas que han ido a ver la exposición, alumnos de la facultad, astrónomos, aficionados, entre otros. Y sucede algo muy entretenido, cada uno ve cosas distintas de una misma imagen, que por lo particular de sus formas abstractas, llaman mucho la atención y despiertan nuestro lado creativo. En esta serie también podemos observar algunas fases de la evolución estelar, aprendiendo más sobre los diferentes objetos astronómicos y como se relacionan entre sí.
Hace exactamente un año que comencé a exponer estas imágenes, y a lo largo de este año he llevado la muestra a diferentes lugares de Santiago y regiones aumentado cada vez la cantidad de cuadros, ya que sigo pintando nuevos objetos.

Lo importante para mí , dentro de la creación de estos cuadros fue el contacto con astrónomos. Al principio lo vi como algo lejano, pero luego pude contactarme con el Núcleo de Astronomía de la UDP para resolver las dudas que tenía sobre los objetos que pinto. Es super importante para mi manejar la mayor cantidad de información posible sobre estos objetos , así se hace más fácil al momento de pintar ya que entiendo el proceso por el cual tuvieron que pasar para que tuvieran ese aspecto, o porqué hay cierto tipo de color en algunas zonas. Esto me llevó a encontrar aún más similitudes entre el arte, las técnicas y el conocimiento astronómico.

La astronomía detrás de “El Desarrollo de la Luz”

Por  Erika Labbé

Desde la primera vez que vi el primer cuadro de Silvana -MARIPOSA DEL CAOS, que representaba a la Nebulosa del Insecto- incluso estando sin terminar, me asombró su capacidad de captar en un cuadro al óleo la luz, la transparencia y la profundidad que tienen las nebulosas. Hasta entonces pensaba que no era posible. Luego las cosas se fueron dando y terminamos en esta exposición, donde la experiencia de hablar de astronomía rodeada de cuadros -durante las visitas guiadas- fue única.

Fig. 2: Cuadro “Mariposa del caos”

Sin proponérselo, Silvana había elegido imágenes que en su mayoría representaban distintos estados de la evolución estelar, y fue así como el relato surgió espontáneamente:

Fig. 3: Ciclo de formación estelar representado en las imágenes
1. Nebulosa de formación estelar

La Nebulosa de la Laguna, representada en el cuadro LA CAÍDA, es una gran masa de gas -hidrógeno principalmente- y polvo cósmico donde se dieron las condiciones para que comenzara la formación de estrellas: Perturbaciones gravitacionales que llevaron a esta gran nube a fragmentarse y algunos de estos fragmentos de gas colapsaron por su propio peso, desatando finalmente las reacciones nucleares que transforman este gas en una estrella. El brillo de estas estrellas recién nacidas iluminan la nebulosa desde dentro, dándole esa particular apariencia. Con el tiempo, el viento solar que estas mismas estrellas emiten, irá despejando la nebulosa de adentro hacia fuera, transformándose en algo parecido al cuadro 1 de la figura 3

2. Cúmulo Abierto

Como usualmente ocurre, una nebulosa que comienza el proceso de formación estelar forma varias estrellas al mismo tiempo, de tamaños, brillos y colores diferentes. Estas constituyen un “cúmulo”, y cuando este tiene una forma indefinida, lo llamamos “abierto”. El cúmulo abierto NGC 602 representado en el cuadro CICLO DE VIDA contiene aún gas a su alrededor, y muchas estrellas grandes y azules -las primeras en morir entre todas las que se forman juntas- ambos signos de que se trata de un cúmulo joven astronómicamente hablando. Y es también una  estrella masiva, que se acerca al momento de su muerte,  la que observamos en el cuadro 2 de la figura 3

3. Estrella Wolf-Rayet

La burbuja al centro de la Nebulosa Casco de Thor -representada en el cuadro EL BESO- está formada por la acción de una estrella en su etapa de Wolf-Rayet: Estrella muy masiva que antes de morir como supernova se desprende de sus capas externas, empujándolas con el exceso de viento estelar que emite por su gran masa.  Estas estrellas masivas son las primeras en morir, y a medida que lo hacen, van quedando solo las menos masivas: amarillas, naranjas y rojas, como las que usualmente encontramos en el cuadro 3 de la figura 3.

4. Cúmulo Globular o Cerrado

Los cúmulos globulares o cerrados -por su característica forma esférica- usualmente corresponden a grupos muy grandes de  estrellas que han sobrevivido juntas por mucho años (la mayoría de los cúmulos tienden a desarmarse). De hecho son de los objetos más antiguos que se han encontrado, alcanzando algunos a tener 13.000 millones de años, casi la edad del Universo. Este es el caso del Cúmulo de Hércules, representado en el cuadro UNIDOS. Habiéndose formado todas juntas, esto significa que las azules que había en un principio ya desaparecieron, y quedan solo las amarillas, naranjas y rojas. Tampoco queda ningún rastro del polvo y gas del que se formaron. La muerte de estas estrellas menos masivas no es tan espectacular como una supernova, pero nos brinda uno de los tipos de objeto celeste más hermosos del Universo: las nebulosas planetarias. (Cuadro 4 de la figura 3)

5. Nebulosa Planetaria

El cuadro MARIPOSA DEL CAOS, que representa a la Nebulosa Planetaria del Insecto, es un remanente estelar de una estrella que tenía una masa parecida al Sol, y que al morir se desprende lentamente de las capas externas, las que forman figuras simétricas y que son iluminadas por la enana blanca que queda al centro -objeto caliente y compacto, del tamaño de la Tierra pero con una masa como la del Sol- lo que anteriormente fue el núcleo de la estrella. Las capas externas se alejan del centro, llevando consigo los elementos fabricados por la estrella a lo largo de su vida: Helio, carbono, etc. Tanto esta nebulosa planetaria, como el gas remanente que dejará la estrella Wolf-Rayet (3.) cuando muera como supernova, podrían eventualmente ser material para nuevas estrellas, volviendo al inicio del ciclo de formación estelar. (Cuadro 5 de la figura 3).

Los cuadros y los objetos astronómicos que representan

LA CAÍDA

Óleo sobre tela, 120 x 100 cm.

El cuadro LA CAÍDA representa la parte central de la Nebulosa de la Laguna, también conocida como M8, que se encuentra a unos 5.000 años luz de distancia en la constelación de Sagitario. Este lugar es un espectacular torbellino de formación de estrellas. Cerca del centro de la imagen se observan al menos dos largas nubes en forma de embudo -cada una con un largo aproximado de  medio año luz- que han sido formadas por los vientos estelares extremos y la intensa luz de las estrellas más energéticas en su interior. La cercana estrella Herschel 36, que es tremendamente brillante, ilumina toda la zona, mientras que las paredes de polvo ocultan y enrojecen otras estrellas jóvenes y calientes.  (Fuente: APOD)

CICLO DE VIDA

Óleo sobre tela, 100 x 100 cm.

En las afueras de la Pequeña Nube de Magallanes -una galaxia satélite de la Vía Láctea a unos 200 mil años luz de distancia- se encuentra el joven cúmulo de estrellas NGC 602, de unos 5 millones de años de edad (1000 veces más joven que nuestro Sol) el cual está representado en el cuadro CICLO DE VIDA. Rodeado por el gas y el polvo natal, las crestas fantásticas y las formas tipo “peinado hacia atrás” sugieren fuertemente que la radiación y las ondas de choque de las energéticas estrellas jóvenes y masivas de NGC 602 han erosionado el material polvoriento, y han desencadenado una formación progresiva de estrellas que se aleja del centro del cúmulo. Las galaxias que aparecen de fondo en la imagen están cientos de millones de años luz más allá de NGC 602. (Fuente: APOD)

MARIPOSA DEL CAOS

Óleo sobre tela, 100 x 120 cm.

Ese es el nombre del cuadro que representa a la Nebulosa del Insecto (NGC 6302), una conocida nebulosa planetaria, producto de la muerte de una estrella parecida al Sol. Esta se encuentra a 3400 años luz de la Tierra, y es una de las nebulosas planetarias más complejas que se conocen. Su espectro muestra que su estrella central es uno de los objetos más calientes del universo, con una temperatura superior a 200.000 K. No ha podido ser observada al estar rodeada de un denso disco ecuatorial compuesto de polvo y gas, que la oculta en todas las longitudes de onda. Este disco denso puede ser el responsable de que los flujos de la estrella formen una estructura bipolar. (Fuente: Wikipedia)

RESISTENCIA

Óleo sobre tela, 100 x 120 cm.

Los filamentos tipo serpentina de gas brillante sugieren nombre de esta nebulosa, la Nebulosa de la Medusa, representada en el cuadro RESISTENCIA. También conocida como Abell 21, esta medusa es una antigua nebulosa planetaria a unos 1.500 años luz de distancia en la constelación de Géminis. Al igual que su homónimo mitológico, la nebulosa se asocia con una transformación dramática. La fase de nebulosa planetaria representa una etapa final en la evolución de las estrellas de baja masa como el sol, donde pasan de ser estrellas gigantes rojas a estrellas enanas blancas muy calientes, y en el proceso expulsan sus capas exteriores. La radiación ultravioleta de la estrella enana blanca es la responsable del resplandor nebular. (Fuente: APOD)

EL BESO

Óleo sobre tela, 80 x 60 cm.

Esta nube cósmica en forma de casco con alas se llama popularmente Casco de Thor, y está representada en el cuadro EL BESO. Con un tamaño heróico incluso para un dios nórdico, el Casco de Thor tiene unos 30 años-luz de diámetro. De hecho, el casco es en realidad más como una burbuja interestelar: Una nube molecular circundante es soplada por el rápido viento solar proveniente de la brillante estrella masiva cerca del centro de la burbuja. Conocida como una estrella Wolf-Rayet, la estrella central es una gigante extremadamente caliente, y se cree que se encuentra en una breve etapa pre-supernova de su evolución. Catalogada como NGC 2359, la nebulosa se encuentra a unos 15.000 años luz de distancia en la constelación del Can Mayor. (Fuente: APOD)

EL PASO

Óleo sobre tela, 40 x 150 cm.

El cuadro EL PASO representa al cometa Lovejoy, conocido también como  C/2014 Q2  es un cometa de período largo, descubierto el 17 de agosto de 2014 por Terry Lovejoy. Para diciembre del 2014 el cometa llegó a ser visible con telescopios pequeños y binoculares.  El 30 de enero de 2015 pasó lo más cercano al Sol, a una distancia de solo 1,29 UA de este. El cometa volverá a pasar cerca del Sol en unos 8000 años más. En este cometa fueron detectadas 21 moléculas, incluyendo la primera detección del alcohol etílico (o etanol), y un azúcar, el glicolaldehído. (Fuente: Wikipedia)

UNIDOS

Óleo sobre tela, Bastidor circular de 60 cm.

El Gran Cúmulo Globular de Hércules, en el cuadro UNIDOS, es uno de los más brillantes cúmulos globulares de estrellas en el cielo del norte. Vistas telescópicas revelan cientos de miles de estrellas en el espectacular grupo. A una distancia de 25.000 años luz, las estrellas del cúmulo se aglomeran en una región de 150 años luz de diámetro, pero acercándose al núcleo de este,  podríamos encontrar hasta 100 estrellas contenidas en un cubo de tan sólo 3 años-luz de lado: A modo de comparación, la estrella más cercana al Sol está a más de 4 años luz de distancia.

DESPRENDER

Óleo sobre tela, 50 x 70 cm.

La Nebulosa Norteamérica, representada en el cuadro DESPRENDER, es una nebulosa de emisión en la constelación de Cygnus, situada cerca de la estrella Deneb (α Cygni), que también recibe el nombre de NGC 7000. La región central oscura se denomina El Golfo de México, ya que en algunas placas astronómicas de hace muchos años se parecía a esa región de la Tierra. NGC 7000 es una nebulosa grande que cubre un área equivalente a la luna llena, pero su bajo brillo superficial hace que normalmente no sea visible a simple vista. (Fuente: Wikipedia)


Facebook: @difusionastroudp

Twitter: @AstroUDP

Instagram: @astroudp

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *